Qué es Aprender paso a paso

El proyecto Aprender paso a paso surgió por la necesidad de crear un espacio para intervenir sobre las necesidades y dificultades educativas y otros posibles problemas que puedan aparecer en el desarrollo de niños y adolescentes.

Mi trabajo se realiza a través de la intervención con el niño, orientación y apoyo a la familia, colaboración con su Centro Educativo y con otros profesionales implicados en su tratamiento: pediatra, logopeda, fisioterapeuta, etc.

Cómo trabajo en Aprender paso a paso

Después de ponerte en contacto conmigo, tendremos una primera entrevista gratuita en el centro.

Se trata de un primer encuentro sin compromiso, ya que su objetivo es conocernos y presentar nuestros servicios.

Es posible que con este primer contacto podamos poner en marcha una serie de medidas que no requieran de más intervenciones, o por el contrario valoremos la necesidad de realizar más actuaciones.

En función de lo analizado en este primer encuentro quizá sea necesario realizar una evaluación psicopedagógica, con el fin de identificar las aptitudes bien desarrolladas y aquellas en las que el niño pueda presentar dificultades, por medio de diferentes pruebas, análisis de producciones escolares, entrevistas con los padres, cuestionarios de los profesores… con el fin último de identificar las necesidades que presente y poner en marcha medidas que permitan atenderlas y poder progresar en el aprendizaje y el desarrollo personal.

Siempre se realizará un informe psicopedagógico que recogerá las actuaciones realizadas, los resultados obtenidos y las orientaciones para intervenir tanto en casa como recomendaciones para el colegio.

Nuestros alumnos reciben una atención individualizada, de 45 minutos de duración, salvo que, por las necesidades específicas del niño sea conveniente realizar la intervención en sesiones conjuntas con otros pacientes de la misma patología, con el fin de crear una interacción.

Dependiendo de la necesidad de cada caso, o de la demanda de los padres, los alumnos acuden a Aprender paso a paso una, dos, tres, cuatro sesiones o todos los días de la semana.

Aunque mantenemos una comunicación diaria con los padres, explicando qué es lo que se ha trabajado y cómo, dos veces al año propondremos una reunión con los vosotros a fin de conocer la evolución seguida por el niño y actuar en consecuencia.