4 juegos cooperativos para jugar con los más pequeños

Portada

Dos experiencias he tenido este último curso que me han hecho prestar atención a los juegos cooperativos.

La primera es que para jugar en el cole, los juegos demasiado competitivos no les gustan. Es cierto que son peques de 5 años, pero cuando ha habido un enfrentamiento muy directo ha habido más enfados y así nos lo han dejado registrado en su carnet.

La segunda ha sido mi hija, de 5 años también. Tiene que aprender a gestionar mejor sus emociones cuando juega, así que hemos ampliado nuestra ludoteca con juegos cooperativos.

Beneficios de los juegos cooperativos:

Los seres humanos somos seres sociales, vivimos en una sociedad y tratamos con otros individuos de nuestra especie. Cada individuo tenemos una manera de ser diferente y debemos aprender a relacionarnos con ellos.

Con los juegos cooperativos logramos que:

  • tengan sentimiento de pertenencia a un grupo.
  • aprendan a negociar, tratar de llegar a acuerdos entre los miembros del grupo para lograr un objetivo común.
  • muestren empatía con los demás: que se pongan en el lugar de otro y que entiendan sus sentimientos.
  • gestionen sus emociones, adecuándolas a las del resto del grupo.
  • aprendan a ser asertivos, que digan las cosas bien, sin tratar de imponer sus ideas y respetando las de los demás. 

Pueden ser muy beneficiosos por ejemplo, para utilizar entre hermanos, ya que el que tengan que alcanzar un fin común, intentando llegar a acuerdos, negociando y tratando de ver los puntos de vista del otro, seguro que ayuda en su relación.

4 JUEGOS COOPERATIVOS PARA JUGAR CON LOS MÁS PEQUEÑOS

1. Primer frutal:

Primer Frutal
Juego Primer frutal

Número de jugadores: de 1 a 4 jugadores, pudiendo ajustar un poquito a 5.

Edad: a partir de los 2 años.

Tiempo estimado:  unos 10 minutos aproximadamente.

Editorial: Haba.

Autor: Anneliese Farkaschovsky.

Ilustrador: Jutta Neundorfer.

Precio: 23€ aproximadamente. Encárgaselo a tu ludotendero u online aquí.

Cómo se juega: después de colocar todos los componentes del juego, les cuento la siguiente historia: somos unos recolectores de frutas y hemos visto a un cuervo merodeando en nuestro frutal porque tiene hambre. Antes de que llegue a comerse las frutas, las tendremos que ir recogiendo.

A continuación les explico la mecánica del juego. Se lanza el dado y dependiendo del color que salga tendrán que coger una manzana verde, una manzana roja, una pera amarilla o una ciruela azul y la dejarán en la cesta. Si sale una cesta en el dado, podrá coger una fruta cualquiera. Si sale el cuervo, avanza una casilla por su camino.

Como es un juego cooperativo, todos ganamos si conseguimos recolectar todas las frutas antes de que el cuervo llegue al final del camino. Y todos perdemos si el cuervo llega a los frutales y aun queda fruta por recoger.

Aquí te dejo una reseña de Padres Frikis.

Habilidades que trabaja: al ser un juego para niños muy pequeños podemos empezar a trabajar aspectos muy básicos, como por ejemplo aprender a tirar el dado para trabajar la coordinación, el respeto del turno, los tiempos de espera, la gestión emocional o la importancia de trabajar en equipo y otras habilidades cognitivas como el reconocimiento de los colores básicos o el lenguaje oral si mientras jugamos vamos hablando con el niño o niña.

Por qué me gusta este juego: porque hay muchísimas versiones, más grandes, más pequeñas, para llevar de viaje, de cartas o de memoria. Se puede jugar en casa, en consulta o en clase (aquí te cuento cómo lo jugamos en una clase de 5 años).

Esta versión que te he explicado en concreto, me parece que para hacer juego libre ya es muy potente. Mi hijo se puede tirar un buen rato metiendo y sacando las frutas de la cesta, o haciendo filas, o repitiendo los nombres de los colores o de las frutas. Ya solo por eso merece la pena el juego.

No debemos olvidar que por muchas ganas que tengamos de que nuestros niños jueguen (yo misma soy un poco “ansias”), es muy importante para su desarrollo el movimiento, el juego libre y en espacios abiertos.

2. La torre del dragón:

La torre del dragón
La torre del dragón

Número de jugadores: de 2 a 4 jugadores, se podría ajustar un poco más y meter a algún jugador extra, pero solo hay cuatro pasadores para el final del juego.

Edad: a partir de los 5 años.

Tiempo estimado: unos 15 minutos.

Editorial: Haba.

Autor: Carlo A. Rossi.

Ilustrador: Christine Faust.

Precio: unos 30€. Pregúntale a tu ludotendero o encuéntralo aquí.

Cómo se juega: el juego consiste en rescatar a una princesa que está en lo alto de un castillo, ya que un dragón la quiere atrapar. Para ello deberemos construir una torre para bajarle y llevarle hasta un carruaje para que escape.

La primera parte del juego se trata de un memory, en el que cada vez que demos la vuelta a una ficha aparecerá un aldeano de un color (que serán las columnas de la torre). Cuando la base tiene las cuatro columnas habrá que buscar una ficha de madera para poder poner otro suelo. Si entre las fichas aparece un dragón, deberemos moverle una casilla hacia atrás, lo que hará que tengamos menos tiempo en la siguiente fase para bajar a la princesa por la torre, ya que la cuerda estará más tirante.

En la segunda parte, se acciona el mecanismo del dragón que hará que vaya tirando de una cuerda y termine tirando la torre. Mientras tanto, los jugadores deben ir moviéndola con los pasadores de caballeros para que no se caiga del castillo y baje por la torre.

Si conseguimos llegar al carruaje con la princesa, todos habremos ganado. Pero si la torre cae con la princesa, habremos perdido.

Aquí te dejo una reseña de Bebé a Mordor, en la que te cuenta una historia alternativa para evitar los estereotipos de género.

Habilidades que trabaja: coordinación óculo-manual, visopercepción, atención sostenida, memoria de trabajo, autoinstrucciones, monitoriazación, planificación, tolerancia a la frustración, trabajo en equipo, negociación, asertividad.

Por qué me gusta este juego: estéticamente queda muy bonito montado, con su castillo y todo. Es un juego que potencia la memoria con un componente añadido que le da un toque más interesante. Pero sobre todo me gusta por la tolerancia a la frustración que trabaja el juego, si se han usado todas las fichas del dragón en el memory, en la segunda fase va a haber muy poco tiempo para salvar a la princesa y eso a algunos peques les genera mucha tensión. Yo se lo regalé a mi hija por su cumple y no lo quiere jugar, siempre hemos perdido y no le gusta. Así que lo sacaré más adelante.

3. Little cooperation:

Little cooperation
Little cooperation

Número de jugadores: de dos a cuatro jugadores (si ponemos algún muñeco pequeño puede jugar alguno más).

Edad: a partir de los dos años y medio.

Tiempo estimado: unos 10 minutos más o menos.

Editorial: Djeco.

Autora: Nathalie Choux

Precio: ronda los 20€.

Cómo se juega: se prepara el juego, en una de las dos islas se ponen los animales, se colocan los bloques de madera haciendo el puente y al otro lado, la isla de llegada. El juego consiste en hacer pasar a todos los animales por el puente hasta la isla de llegada. Para ello se tira el dado, si sale puente, podremos coger a un animal y ponerlo sobre él. Si sale iglú, pasaremos a un animal del puente al iglú. Pero si sale hielo, tendremos que quitar uno de los bloques de madera del puente.

Cuando hayamos conseguido llevar a todos los animales hasta el iglú, habremos ganado todos. Si por el contrario, el puente se cae sin que hayan llegado, habremos perdido.

Aquí te dejo un vídeo de Bebé a Mordor.

Habilidades que trabaja: también es un juego para niños muy pequeños, por lo que trabajaremos conceptos muy básicos como aprender a tirar el dado, coordinación óculo-manual, respeto del turno, tiempo de espera, gestión emocional, tolerancia a la frustración, visopercepción y atención.

Por qué me gusta este juego:los animales que vienen son de plástico blandito y son muy atractivos a la vista. A los niños les encanta también para juego libre, como todos los de la serie Little de Djeco. Tiene una mecánica muy sencilla que engancha a los más pequeños. Y podemos servir de modelado para los peques tanto si ganamos como si perdemos.

4. Leo va al barbero:

Leo va al barbero
Leo va al barbero

Número de jugadores: de 2 a 4 jugadores, pero al ser cooperativo, un jugador más acepta sin problemas.

Edad: a partir de 6 años.

Tiempo estimado: variable, depende un poco de en qué ronda ganéis, si es en las primeras unos 20 minutos, si os cuenta más media hora aproximadamente.

Editorial: Devir.

Autor: Leo Colovini.

Ilustrador: Michael Menzel.

Precio: unos 25€ aproximadamente. Encárgaselo a tu ludotendero u online aquí.

Cómo se juega: se coloca todo el tablero, para ello, pondremos la cama de Leo y su figura encima, iremos haciendo un camino con las losetas boca abajo y al final la loseta del barbero. Se reparten las cartas para ir avanzando entre todos los jugadores. Por turnos, cada jugador sacará su carta, que será con un número y de un color. El número nos indica cuántas losetas tendremos que avanzar. Levantaremos la loseta y en caso de que coincidan las dos en color, no avanzaremos el reloj. Si no coinciden en color, veremos qué número aparece en la loseta, que será las horas que tendremos que mover el reloj. 

El reloj empieza marcando las 8, si vamos moviendo hasta llegar a las 8 otra vez, tendremos que empezar desde el principio con Leo, ya que el mono barbero ha cerrado. Daremos la vuelta a todas las losetas, tratando de memorizar qué es lo que hemos dado la vuelta y le pondremos una melena a Leo, que como no se ha podido cortar el pelo, le ha crecido un poco.

Se vuelven a repartir las cartas y ahora si que empieza lo verdaderamente cooperativo. Los jugadores se pueden ir ayudando a recordar qué color hay debajo de las losetas y viendo si tienen una carta para llegar a ella.

Si llegamos a la barbería antes de que el reloj vuelva a marcar las 8, habremos ganado.

Si no conseguimos llegar y ya no nos queda más pelo para poner a Leo, habremos perdido.

Te dejo también una reseña de Bebé a Mordor de cómo se juega.

Habilidades que trabaja: coordinación óculo-manual, visopercepción, atención sostenida, memoria de trabajo, planificación, toma de decisiones, monitorización, autoinstrucciones.

Por qué me gusta este juego: me gustan mucho los juegos de memoria que son diferentes y este lo es también. La temática de los animales les llama mucho la atención. También me gusta que tengan que ir comprobando los colores y los números, buscando, planeando qué pueden hacer, se van dando cuenta ellos mismos de las diferentes acciones que pueden hacer y descartan las demás. Al ser colaborativo, lo van diciendo en voz alta y así puedo escucharles como hacen su razonamiento.

Mención especial a:

Time´s up kids:

Time´s up kids
Time´s up kids: componentes

Ya sabéis que este juego me encanta.

Otro juego colaborativo imprescindible. Entre todos los jugadores hay que adivinar 20 tarjetas antes de que el tiempo se acabe, primero de manera oral describiendo la imagen y después con mímica.

Lo hemos jugado en el colegio este último trimestre y los niños se lo han pasado muy bien. Rápidamente cogían las estrategias para describir las imágenes, por ejemplo con categorías semánticas, características principales y secundarias, si era objeto, animal, persona o lugar.Y con la parte de mímica se reían un montón. En esta parte si que necesitaban un poco más de ayuda.

Cole time´s up kids
En el cole jugando con los peques

También es uno de mis preferidos para trabajar en el gabinete. Es un juego fácil de adaptar a las necesidades de mis niños y a mis objetivos terapéuticos. Puedes leer cómo lo adapto para trabajar la dislexia.

Conclusiones

En un mundo en el que trabajamos en red y conectados, es importante que sepan trabajar en equipo, negociar con otras personas, llegar a acuerdos, hacer valer sus ideas ante los demás, justificándolas y argumentándolas.

Los juegos cooperativos nos permiten ensayar con ellos para su futuro.

Cuando tienes un equipo con el que celebrar la victoria sienta muy bien poder compartirlo. 

Si te has dado cuenta, hay dos juegos para niños muy pequeños y otros para un poco más mayores.

No te preocupes. Próximamente habrá otro post con juegos para más mayores e incluso para adultos. También de vez en cuando es bueno jugar nosotros a este tipo de juegos.

Y tú, ¿conoces más juegos cooperativos para que puedan jugar los niños más pequeños?

Comparte en los comentarios.

Escrito por 

Soy psicóloga especialista en dificultades de aprendizaje y neuroeducación. Utilizo el aprendizaje basado en juegos como metodología de trabajo. A mis niños les encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Ruth Cerdán Ortíz + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web aprenderpasoapaso.es + info